• Sri Lanka: La Esmeralda del Indico (No incluye pasaje aéreo)

  •   11 noches
  • Salidas: Inicio en Colombo: días lunes
desde U$S 2,529
por persona en base Doble

Tierra del Té Ceilán

La belleza natural de Sri Lanka en sus bosques tropicales, playas y paisaje, así como su rico patrimonio cultural, la convierten en un destino turístico de fama mundial. Famosa por la producción y exportación de té, café, caucho y coco, Sri Lanka cuenta con una progresiva y moderna economía industrial y el más alto ingreso per cápita en el Asia meridional. Entre los vestigios coloniales destacan fortalezas, canales e iglesias holandesas, residencias, clubes y juzgados británicos. Galle constituye la ciudad colonial más bella de la isla.

Incluye

Traslados de llegada y salida (con chofer/guía de habla inglesa)
11 Noches de alojamiento en hoteles categoría primera (*)
Desayuno diario, 6 almuerzos y 9 cenas
Recorrido por Negombo, Galle, Hikkaduwa, Parque Nacional Yala, Kandy, Pinnawela, Dambulla, Habarana, Sigirya, Polonaruwa, Trincomalee, Colombo
Guía de habla hispana durante el recorrido desde el día 2 al día 7 incluido
Safari en jeep de lujo en el Parque Nacional Yala con una capacidad máxima de 6 personas
Paseos y visitas en vehículos con aire acondicionado

Highlights

Dalada Maligawa (templo del Diente), que acoge la reliquia religiosa más importante de Sri Lanka: un diente sagrado de Buda. Es una de las reservas de elefantes más importante del mundo y uno de los lugares más visitados del país. Se inauguró en 1975 con cinco elefantes, y ahora alberga a 70, muchos de ellos de entre 1 y 3 años. Su propósito es proteger a los elefantes bebes que se encuentran abandonados en las selvas, algo que sucede con alarmante frecuencia debido a la desmedida caza furtiva. Los propios turistas pueden darles el biberón y ayudar a los paquidermos a ganar suficiente fuerza para unirse a las manadas adultas.

Tips de Viaje

Las tradiciones giran en torno a las dos religiones dominantes, budismo e hinduismo. Ambas predican la tolerancia. No obstante, el occidental debe evitar ropas provocativas y actitudes nerviosas o impacientes que puedan resultar chocantes.
La regla de oro es guardar la calma. No olvide descalzarse y quitarse el sombrero antes de entrar en un templo. Muy importante: no sacar fotografías de ninguna estatua o representación de Buda.
El plato nacional es el arroz con curry, un tanto especiado: la mesa se llena de pequeñas fuentes exquisitamente dispuestas y acompañadas con sambol (coco rallado y pimienta), chutneys (mermeladas de frutas con especias) y papadams o tortas. En la costa se comen buenos pescados y mariscos.