• Experiencias Camino de Santiago (No incluye pasaje aéreo)

  •   7 noches
  •   Circuitos
  •   Opcionales
  • Salidas: desde Madrid: Setiembre 22, 2018
desde U$S 1,169
por persona en base Doble

Ruta milenaria, "tu camino"

¿Inquietud cultural? ¿motivos espirituales? ¿aventura? ¿reto personal? ¿una forma original y diferente de hacer turismo? Estas son sólo algunas de las razones que mueven desde hace años a millones de peregrinos a recorrer el Camino de Santiago. Una ruta por España que es una experiencia para muchos inexplicable, y que casi todos quieren repetir.

Incluye

Siete noches de alojamiento (5 noches en hoteles y hostales céntricos con baño privado durante el camino y 2 noches en el hotel NH Santiago de Compostela 4*)
Desayuno diario buffet o continental reforzado
Guía acompañante durante todo el recorrido
Bus climatizado desde Madrid hasta Sarriá
Traslado de equipaje de Sarriá hasta Santiago
6 cenas durante el camino (1 entrada + 1 plato principal + 1 postre) con bebidas incluidas (vino y agua)
Cena de despedida tradicional en Santiago con pulpo a Feira
Visita guiada en Santiago de Compostela
Entrada a la Catedral de Santiago

Highlights

Cena de despedida tradicional en Santiago con pulpo a Feira + Entrada a la Catedral de Santiago

Tips de Viaje

Hay casi tantas razones para hacer el Camino como personas recorren el trayecto. Lo que sí es cierto es que en la mayoría de los casos confluye una mezcla de reto personal, acercamiento a uno mismo, interés por la historia, el arte, la naturaleza y el deporte.
Hacer el Camino de Santiago supone penetrar en paisajes llenos de contrastes entre mesetas y montañas, entre prados y costas. Es una ruta en la que los espacios naturales se suceden sin pausa.
El Camino de Santiago tiene, para muchos, algo de místico. No en vano su origen es religioso: el culto al apóstol Santiago. En cualquier caso, muchos peregrinos se lanzan a realizar el camino movidos no sólo por esta devoción al santo, sino también por una espiritualidad que se manifiesta en la necesidad de saber más de uno mismo, de encontrar respuestas a preguntas y de hallar paz interior. Porque para muchos este recorrido por España se convierte, a la vez, en un viaje interno en el que uno aprende a conocerse mejor a sí mismo. Una experiencia que perdura con el paso de los años.
Durante la ruta, el peregrino nunca se va a sentir un extraño. Va a conocer gentes hospitalarias, personas desconocidas que en ocasiones incluso son capaces de ofrecer sus casas para guarecer al viajero.